La Bandera de la Paz a través de la Cultura
 

Desde tiempos inmemoriables, los guerreros han llevado banderas a la guerra. Esta es una bandera para la paz.

Este símbolo es uno de los más antiguos. Diseñada por Nicholas K. Roerich. Sus tres esferas representan la síntesis de todas las artes, todas las ciencias y todas las religiones dentro del círculo de la cultura.

Nicholas Roerich definió Cultura como el cultivo del potencial creativo, en el hombre. Creyó que alcanzar la paz a través de la cultura es un propósito para ser realizado a través del esfuerzo positivo de la voluntad humana.

Donde quiera que la Bandera es desplegada, se reconocen los grandes alcanzes del pasado, presente y futuro. Estimula al individuoa esforzarse a desarrollar su alto potencial, embelleciendo todos los aspectos de la vida; estimula a cada persona a tomar la responsabilidad por la evolución de la planeta; significa ser el constructor de la paz y simboliza la transformación del individuo y de la sociedad. Representa tambien la cooperación - la piedra angular de la cultura planetaria emergente - en todos los aspectaos de la actividad humana. Nicholas Roerich fue un artista mundialmente reconocido, filósofo, arqueólogo y escritor. Creó un tratado internacional, el Pacto de Roerich y la Bandera de la Paz.

Proponía que la Bandera de la Paz flameara en todos los monumentos históricos, lugares considerados sagrados e instituciones educacionales, artísticas y científicas para indicar protección especial y respeto en tiempos de guerra y de paz. Reconoce que los tesoros culturales son de valor duradero para toda la gente como patrimonio comun de la humanidad.

El pacto fue presentado por Roerich en Nueva York, en 1929 siendo nominado para el Premio Nobel de la Paz. El día 15 de abril 1935, Franklin D. Roosevelt presidió la ceremonia cúlmine en la Casa Blanca en Washington DC, en la que veinte países Latinoamericanos y Estados Unidos firmaron este documento histórico.

Nicholas Roerich dijo: Creatividad Positiva es la cualidad fundamental del espíritu humano. Demos la acogida a todos aquellos que superen dificultades personales... impulsemos sus espíritus a la tarea de la construcción de la paz, de esta manera aseguramos un futuro radiante.

En el momento en el que hay una erosión de los valores espirituales en muchas áreas de la actividad humana, la obra de Nicholas Roerich sirve como reafirmación inspiradora de las más nobles cualidades humanas: sabiduría, belleza y paz.
 
 
inicio